Chorrera de Mojonavalle

En esta ruta caminamos hacia la impresionante cascada de treinta metros que forma el nacimiento de las aguas del Arroyo del Sestil del Maíllo, la conocida como Chorrera de Mojonavalle. Además, disfrutamos de vistas a los majestuosos Collado Hermoso y Canchos de los Abantos, de la belleza del Puerto de Canencia y la belleza de su bosque de abedules, único en nuestra comunidad, de las bellas aguas del Arroyo del Sestil del Maíllo, del Mirador de Mojonavalle y de una Senda Ecológica entre pinos silvestres, acebos, robles, tejos, abedules y serbales.

Comenzamos esta ruta de senderismo en la histórica villa de Bustarviejo, cuyo nombre deriva del latín y hace referencia tanto al pastoreo de la zona como a sus raíces visigóticas y romanas. Desde esta histórica villa fundada por Alfonso VI nos dirigimos a la Cañada Real Segoviana rodeada de bosque de ribera. Pronto disfrutamos de vistas al desconocido Canchos de los Abantos y cruzamos las aguas del Arroyo del Valle. Continuamos entre robles hacia el Collado Hermoso o Collado Cerrado, cuyo nombre hace honor a su belleza primaveral, para coger un camino hacia el Puerto de Canencia bajo la imponente Sierra de la Morcuera. Seguimos el sendero junto a las Fuentes de los Tejos y de la Raja, histórico lugar de paso de viajeros sedientos, para dirigirnos entre pinos albares, tejos, robles y serbales hacia la Casa del Hornillo, hoy día centro de información ambiental. Disfrutando de esta Senda Ecológica nos encontramos con un pequeño bosque de abedules, formado por abedules centenarios y de origen glaciar, cerca se encuentra el famoso Abedular de Canencia. Este bello árbol procedente de Europa (de ahí su nombre, abedul europeo o abedul llorón) y de corteza de color plata, también recibía el nombre de “planta de la sabiduría” tanto por romanos como por celtas, ya que se utilizaba para la fabricación de manuscritos (librum) y como flagelo para sancionar la indisciplina de los estudiantes. Tras enriquecernos con la sabiduría e historia de este bosque ancestral, nos dirigimos hacia las aguas del Arroyo del Sestil del Maíllo, que recibe este curioso nombre tanto por la presencia de maíllos (malus sylvestris) en el pasado como por ser un lugar protegido del calor veraniego e ideal para echarse una siesta. Este arroyo fluye desde la vertiente del Cerro Perdiguera, a más de 1.800 metros, para descender por la Ladera de Mojonavalle en su primer tramo formando un salto de agua o cascada de más de treinta metros de altura, la llamada Chorrera de Mojonavalle o Cascada de Mojonavalle, situada en un paraje ideal y rodeada de un bosque propio de las fábulas formado por tejos, abedules, acebos y pinos. Entre los pasos de Canencia y la Morcuera, disfrutamos de esta Chorrera de Mojonavalle desde el mirador del mismo nombre.

Una ruta apta para todos, donde disfrutamos de la magia de uno de los pocos conjuntos de abedules péndulo de la zona, de bellas vistas a esta sierra y de la majestuosa Chorrera de Mojonavalle.

Información técnica:
Distancia a recorrer: 14 km.
Duración de la ruta: 4 horas y media.
Desnivel: 350 metros.
Tipo: Ida y vuelta.

Para esta ruta de senderismo solemos quedar en La Taberna, situada en la Calle de Calvo Sotelo nº 2 del pueblo de Bustarviejo. Cómo llegar (Enlace a Google Maps). También se puede llegar a través del autobús 725 con salida en el Intercambiador de Plaza Castilla a las 8,30 y parada en Bustarviejo. Horarios del autobús 725

Para conocer las últimas novedades de Senderismo Madrid suscríbete a nuestra lista de correo aquí.


Back to Top ↑

UA-36422933-1