Beneficios del senderismo

Muchos de nosotros conocemos las ventajas de caminar por la montaña, olvidar nuestras preocupaciones, ayudando a despejar nuestra mente, lo que nos hace sentirnos bien: deporte, vistas, aire puro y vuelta a lo que somos, naturaleza. En la actualidad, la conocida frase del poeta romano Décimo Junio Juvenal “Mens sana in corpore sano” parece algo más que un dicho, y es que muchos habremos oído hablar de los beneficios físicos del senderismo, como una menor probabilidad de padecer enfermedades del corazón, reducción del colesterol malo y de los dolores de espalda, mejora del sistema inmunológico, un mejor descanso, menores problemas en las articulaciones que otras formas de ejercicio y un menor índice de abandono en comparación con gimnasios o derivados… Además de las muchas ventajas que ya conocemos, en los últimos años diferentes estudios han demostrado los importantes beneficios que conlleva el senderismo para nuestro cerebro.

El senderismo reduce el estrés y el riesgo de padecer depresión y ansiedad

Senderismo relaja

La sociedad ha traído importantes beneficios para la humanidad, la construcción de ciudades nos ha facilitado la vida y hemos conseguido alejarnos de muchos de los problemas que aquejaban a nuestros antepasados, pero, lamentablemente, también nos hemos encontrado con algunos nuevos, como la depresión y las enfermedades mentales asociadas a la misma. Según el estudio realizado en la Universidad de Stanford y publicado por la revista PNAS, conocida por ser la publicación oficial de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (no hablamos de unos cualquiera) titulado “La experiencia en la naturaleza reduce la rumiación y la actividad neuronal en la corteza prefrontal subgenual”, demuestra que el abandono casi total de la naturaleza por parte del hombre puede explicar el porqué de la preocupante relación entre el aumento de enfermedades mentales y la vida en las ciudades.

En la actualidad, más del sesenta por ciento de las personas viven en ciudades y se estima que en el futuro esta cifra ronde entre el setenta y el ochenta por ciento. Este estudio publicado en PNAS demostró, a través de un experimento controlado, que hacer senderismo durante aproximadamente noventa minutos es determinante para la disminución de los niveles de estrés y preocupación y una reducción de la actividad neuronal en el área del cerebro vinculada con el riesgo de padecer una enfermedad mental, en este sentido, también se comprobó que el mismo paseo por la ciudad no tenía efectos beneficiosos.

Este estudio revela que hacer senderismo puede mejorar el bienestar mental tanto para personas con depresión como para aquellas sin ningún tipo de enfermedad mental. Todo ello asociado a la lógica disminución del estrés, menor ruido y distracciones superfluas.

El senderismo mejora nuestra creatividad

Senderismo mejora Creatividad

Vivimos pegados a los móviles y los ordenadores, y aunque estos pequeños aparatos hayan supuesto una revolución sin precedentes, también nos han alejado de placeres fundamentales como disfrutar de la belleza natural. Según el estudio realizado por Ruth A. Atchley y David Strayer (profesores en las Universidades de Utah y de Kansas) titulado “La creatividad en lo salvaje: Mejora del Razonamiento Creativo a través de la inmersión en entornos naturales”, la creatividad, o el razonamiento creativo, mejora ante el abandono de la tecnología y gracias a la búsqueda de entornos naturales. A los participantes en este estudio se les alejó completamente de cualquier dispositivo electrónico durante 4 días y se les dejó en plena naturaleza para que realizasen senderismo y acampasen. Los resultados mostraron que aquellos que participaron en las excursiones de senderismo aumentaron su rendimiento un cincuenta por ciento en cuanto a la resolución de problemas y razonamiento creativo.

La investigación concluyó que la dependencia tecnológica de la sociedad en la que vivimos y los altos niveles de contaminación acústica que sufrimos a diario provocan una disminución de nuestra capacidad de razonamiento y resolución de problemas, todo ello asociado a nuestra creatividad. La Teoría de la Restauración de la Atención sugiere que la exposición a un ambiente natural con actividades como el senderismo puede restaurar los procesos de la corteza prefrontal en funciones como la atención selectiva, la resolución de problemas, la inhibición, y la capacidad de multitarea.

Por lo que alejarnos del mundanal ruido y dedicarnos a caminar haciendo rutas es la mejor medicina para encontrar solución a esos problemas que requieren de la chispa de nuestra creatividad.

El senderismo puede ayudar a niños con TDAH

TDAH Senderismo

Este trastorno sobrediagnosticado en muchos países (entre los que, lamentablemente, nos encontramos) existe. Es una enfermedad que muchos niños, y padres, sufren día a día, con sintomatología relacionada con las constantes distracciones, la hiperactividad física y mental y la dificultad para controlar sus impulsos.

Según un estudio desarrollado por los Doctores Andrea F. Taylor y Frances Kuo titulado “Potencial tratamiento natural del TDAH: un estudio nacional”, muestra que los niños con TDAH que realizan actividades al aire libre reducen su sintomatología. Durante 47 días registraron los resultados y mostraron que el contacto con la naturaleza en actividades como el senderismo o la acampada puede suponer una gran mejoría para su salud.

El senderismo nos hace más felices

Senderismo Felicidad

Como es bien conocido, tras hacer cualquier deporte nos sentimos mucho mejor, una sensación de autorealización y bienestar. Todo ello tiene una explicación basada en nuestra naturaleza, y es que no hay nada más sabio que nuestro cuerpo. Cuando hacemos senderismo nuestro hipotálamo y la glándula pituitaria producen en mayor cantidad unos neurotransmisores llamados endorfinas, a muchos os sonarán, que funcionan como si de opio se tratase, relajándonos y produciéndonos placer. Es decir, el senderismo nos hace más felices.

El senderismo evita el deterioro cognitivo y ayuda a nuestra memoria

Senderismo Lago

La mente y el cuerpo están conectados de forma natural. El ejercicio físico ayuda a mantener nuestro cerebro. De esta forma, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Columbia Británica (Canadá), el ejercicio aeróbico puede mejorar nuestra memoria y nuestra capacidad cognitiva. Estos investigadores realizaron un estudio con 86 participantes en el que demostraron que tras seis meses de ejercicio se produjo un aumento del volumen del hipocampo y una mejora de la memoria espacial. Y es que el hipocampo es una parte del cerebro asociada con la memoria episódica y espacial.

Es sorprendente que una actividad física tan simple como el senderismo pueda proporcionar tantos beneficios a nuestra salud mental.

El senderismo es una actividad recomendada por los médicos

Senderismo recomendado médicos

Es probable que tu médico te haya “prescrito” hacer una ruta de senderismo porque te ha visto alicaído o deprimido. En una sociedad empecinada por abandonar todo lo natural y encerrada en cubículos de hormigón, muchos médicos comienzan a valorar y recomendar a sus pacientes que disfruten de su tiempo haciendo senderismo, ya que es una actividad que produce menos estrés y mejora nuestra salud. Muchos se han apresurado por ponerle un nombre a esta dosis de naturaleza, y ha recibido el nombre de “ecoterapia”.

En este sentido, según la publicación médica dedicada a la salud WebMD es cada vez más frecuente que los médicos prescriban esta dosis de naturaleza para disminuir los problemas de ansiedad y la sintomatología asociada a la depresión. Y todos los estudios anteriores que hemos mostrado no hacen más que reafirmar estas prescripciones.

¿Cómo hacer senderismo?

Somos un grupo abierto que realiza rutas todos los domingos, de nivel medio-bajo y aptas para principiantes, por lo que si tienes ganas de empezar a patear la montaña en compañía de otros amantes de la naturaleza, no tienes más que visitar nuestra próxima ruta y apuntarte.

“La paz de la naturaleza fluirá en ti como la luz solar fluye hacia los árboles. Los vientos soplarán su frescura sobre ti, y las tormentas su energía, mientras que tus preocupaciones caerán como las hojas en otoño” escribió el naturalista J. Muir, quien con ello supo expresar lo que para muchos significa disfrutar la naturaleza… vivirla.


Back to Top ↑

UA-36422933-1